Ratifican la postura antiminería de la provincia y amenazan con expropiar campos improductivos para evitar especulación por tema del uranio.

El gobierno de Mario Das Neves ratificó su posición de rechazo a la firma del acuerdo federal minero que el próximo martes suscribirán las provincias productoras y el gobierno nacional.

“No queremos que se contamine algo que tiene un valor agregado, no solamente para el que vive acá sino para los nuevos que quieren venir, para los que quieren huir de las grandes ciudades, de los grandes centros urbanos que están contaminados por donde los mires”, dijo ayer el gobernador al ser consultado sobre el avance que logró ese pacto el lunes por la tarde tras un encuentro en el Ministerio de Energía donde varios distritos destrabaron la firma del documento propuesto por la cartera de Juan José Aranguren.

La posición de Chubut está en línea con su estratégica postura frente a la industria minera. Mientras el sector dice que podría ayudar al desarrollo de la provincia a nivel económico, el gobierno y los grupos ambientalistas sostienen que no genera riqueza y que, además, contamina.

En las últimas horas, Das Neves manifestó su rotunda negativa a la instalación de cualquier minera dentro de la provincia, en clara reválida a la Ley 5001, que prohíbe desde 2003 la actividad metalífera, en la modalidad a cielo abierto y la utilización de cianuro en los procesos de producción minera.

“Hablan de firmar un gran acuerdo nacional minero, pero Chubut no lo va a hacer. A mí no me consultaron sobre las mineras y eso le enojó al Gobierno”, sostuvo el gobernador.

En ese sentido, recalcó que no permitirá “la especulación con nuestros campos en la Meseta Central”, en alusión a quienes compraron tierras y las mantienen improductivas atentos al interés nacional para poder explotar uranio, uno de los mayores recursos de la provincia.

Y en línea con esa decisión anticipó que esas zonas se declararán de interés público, al tiempo que no descartó que se avance en una expropiación de esas tierras.

“Tendrán pagar una fortuna si quieren tener un campo improductivo”, lanzó el mandatario.

“Todas aquellas empresas que compraron arteramente todo lo que tiene que ver con los campos linderos al tema del uranio, que hoy es un mineral demandado por el mundo entero, los vamos a declarar de interés público y si lo tenemos que expropiar lo vamos a hacer. Las tierras son nuestras”, enfatizó.

  • ME SORPRENDE
  • ME ALEGRA
  • ME GUSTA
  • ME INDIGNA
  • ME DA IGUAL
  • ME PREOCUPA
COMPARTIRLA