El Consejo de Pastores dijo que “la droga entró a la ciudad” y que “hay madres que padecen porque sus hijos consumen”. Agregaron que “basta con ir a los boliches o a la plaza y sentir el olor a la marihuana”. Un especialista que dio una charla en marzo fue citado a declarar por el Juzgado Federal.

Omar Díaz, expolicía esquelense que reside en Buenos Aires y trabaja en el programa “Vida”, en marzo dio una charla invitado por el Consejo de Pastores de Esquel y el Foro de Seguridad, acerca de la vinculación de la droga y el delito. En esa visita hizo declaraciones a Jornada donde afirmó que en Argentina el consumo de drogas es muy alto y advirtió que las drogas mutan: “Cada vez son más peligrosas porque hace algunos años surgieron las drogas de diseño, elaboradas en un espacio pequeño por personas que tienen conocimiento de bioquímica”.

Aseveró que Chubut no está ajena a lo que ocurre en otras provincias y puntualizó que hay mucho consumo en Comodoro Rivadavia y luego le siguen las ciudades de la costa. En la Comarca Andina el problema es que “se distribuye marihuana a nivel local”.

Expuso que la droga tiene incidencia directa en los delitos, violencia y crímenes, y sostuvo que “en la provincia estamos a tiempo de hacer algo”. Por eso la propuesta que Díaz trajo a Esquel es trabajar con los vecinos en los barrios. Le comentaron que en Esquel ya consumen paco, y “hay abundante cocaína en la zona de El Bolsón”.

Por estos dichos, el expolicía está citado a declarar en Buenos Aires el lunes ya que hubo una presentación en el Juzgado Federal de Esquel por los datos vertidos.

En FM Tiempo Esquel, habló Norma Lauría, vicepresidente del Consejo de Pastores. Informó que la Iglesia Evangélica cocina para las personas con problemas de alcoholismo en estado de calle, en el Centro Comunitario de barrio Ceferino, misma tarea que hasta el año pasado se hacía en la sede vecinal del sector. Concurren a almorzar lunes, miércoles y viernes, entre 10 y 15 personas.

Sobre las drogas dijo que “toda la sociedad es consciente de que la droga entró a Esquel; no estamos buscando a los narcotraficantes; nosotros hacemos hincapié en la prevención, y es lo que sostuvo Díaz en su charla. La conclusión fue que todos unidos podemos”.

Lauría señaló que desde las Iglesias trabajan con gente con problemas de adicciones.

“Los fines de semana se puede ver a jóvenes consumiendo paco y no podemos negar la realidad. Hay madres que están padeciendo porque sus hijos consumen drogas; no tienen a quien recurrir y muchas veces acuden a nosotros”.

Insistió en que no se puede negar la realidad de que está entrando droga a Esquel, pero negó que Díaz haya afirmado que en la zona se procesan estupefacientes, como tampoco se comentó que existan cocinas de paco en la ciudad.

“Las Iglesias ayudamos a las familias desesperadas por esta cuestión y por otros temas de trasfondo como separaciones, abandonos, etcétera”, recalcó.

“Todos sabemos que la droga está instalada en Esquel; sólo basta con ir a la salida de los boliches o ir a la plaza y sentir el olor a la marihuana”, remarcó Lauría.

Puntualizó que las Iglesias evangélicas trabajan mucho con el Centro de Día de prevención de las adicciones, pero a la charla de Díaz fueron invitadas la Policía Comunitaria, Comisaría de la Mujer, y a otros entes públicos, para que se tome conciencia de que hay que estar unidos en la lucha contra la droga y el alcoholismo, que quizás supera toda adicción.

Subrayó la pastora que la Iglesia no trabaja sola, porque sólo ayuda a las familias que tienen a personas con problemas de alcohol y drogas. El Estado se tiene que ocupar de los narcotraficantes, explicó.

Por comentarios sabe que hay kioscos de la droga en Esquel. “Si vemos a un joven consumiendo en la calle, de algún lado sale esa droga. A nuestro comedor asisten personas alcohólicas que también tienen problemas de drogadicción”.

Acerca de la situación del licenciado Díaz, que fue citado a declarar, Lauría dijo que tal vez hubo una confusión, pensando que están buscando a los narcotraficantes, cuando su tarea es preventiva.

“Pero como ciudadanos, si vemos que a un joven la están vendiendo droga, debemos denunciar. Algunos tienen miedo de hacerlo, pero con el miedo no vamos a ningún lado”. Resta aguardar las repercusiones de estas declaraciones

  • ME SORPRENDE
  • ME ALEGRA
  • ME GUSTA
  • ME INDIGNA
  • ME DA IGUAL
  • ME PREOCUPA
COMPARTIRLA