Reclusos denunciaron padecer “condiciones infrahumanas” y presentaron un habeas corpus. Unos 34 presos en la nueva cárcel de Trelew, a la vera de la ruta 3 en la doble trocha rumbo a Puerto Madryn, en la provincia de Chubut, iniciaron una huelga de hambre y presentaron un habeas corpus en medio de reclamos para que se respeten sus derechos y contra “el trato inhumano constante”. Hubo quema de colchones y en un intento de motín un policía resultó herido.

Los reclusos sostienen que las condiciones en las que se encuentran llegaron a una situación límite y que han sido desoídos por las autoridades.

La situación anoche había sido anoche medianamente controlada, pero el ánimo de los presos y su relación con los guardiacárceles ese ríspida, informó una fuente desde el lugar.

A todo esto el director de Seguridad de la Policía del Chubut, Claudio Cretton, confirmó al diario Jornada que en la noche del domingo hubo una revuelta que involucró a 34 presos y que hubo un efectivo herido. Remarcó que el servidor se encuentra fuera de peligro. Ese episodio derivó en la huelga de hambre.

Quien también se refirió al asunto fue Rodrigo García Palumbo, integrante de la Defensa Pública, señalando que el reclamo de los detenidos se efectúa hace tiempo y que la Defensoría ya presentó varios escritos para canalizar los reclamos. Indicó que a raíz de la intervención del juez de Ejecución, los defensores públicos ya fueron alertados de la huelga. Confirmó que visitó la sede carcelaria y que este martes habrá una nueva visita judicial.

Desde la Asociación de Pensamiento Penal Capítulo Chubut emitieron un comunicado a los medios de prensa provinciales, en representación del reclamo de los internos del Instituto Penitenciario Provincial ubicado al norte de Trelew sobre la ruta 3, camino a Madryn.

El escrito comienza: “en unos momentos comenzará la huelga de hambre por todos los privados allí alojados como medida pacífica en reclamo a sus derechos y en oposición al trato inhumano constante. En mayo del año 2016 se inauguró dicho penal, anunciándose que sería un modelo a seguir en la reinserción social de estas personas. A la fecha no se ha cumplimentado ni un cuarto del tratamiento que establece la Ley. Por el contrario, no se ha comenzado con educación formal en ninguno de sus niveles, cursos de formación profesional, tampoco deportes (el rugby que practicaban se dio de baja)”.

Según el comunicado “Las personas alojadas allí provenientes del interior de la provincia, no han visto a sus familiares desde su alojamiento en el penal, y tampoco pueden recibir encomiendas de su familia, cortando así todo lazo familiar que se debe respetar, brindando el Estado de Chubut el encierro por el encierro mismo”.

El escrito denuncia además que “el servicio médico de la Institución se encuentra con medidas de fuerza desde octubre del año pasado, cobrando una suma importantísima, pero sin brindar el servicio, por lo que la medicación es suministrada por el oficial de requisa a cargo”.

Desde Pensamiento Penal “hemos acercado dichos reclamos hace más de un mes al Ministro de Gobierno, Pablo Durán, quien se comprometió a dar respuestas como la parte del Estado a la que le compete, sin respuesta a la fecha”, advirtieron.

“Hoy después de agotar las vías administrativas correspondientes, y en procura de obtener lo mínimo indispensable para llevar adelante con el cumplimiento de su pena, las personas privadas de su libertad, comenzarán una huelga de hambre comunicada a todos los juzgados de ejecución competentes”.

El escrito dado a conocer el lunes añade que “al día de la fecha y con reiterados escritos, la titular de Políticas Penitenciarias de la Provincia, Ana Laura Ramirez y el Subsecretario de Protección Ciudadana, Pablo García, no se han presentado en la institución a dar respuestas”.

“En horas de la noche del día de ayer (por el domingo), hubo en dicha Institución agresiones a los internos y quemada de colchones por varios de ellos”, aseguró el comunicado.

COMPARTIRLA