El secretario de coordinación del ministerio de Coordinación, Daniel Ehnes anunció que la semana que viene presentan proyecto de ley para uso responsable del agua. Al respecto, detalló que la ley busca “el uso responsable del insumo desde el punto de vista domiciliario, como así también una serie de regulaciones para el uso industrial y comercial del producto”. De aplicarse, se lograría un ahorro “del 40% de consumo domiciliario de agua potable y un ahorro del 52% del uso de los sistemas de saneamiento”, destacó Ehnes.

“Desde el ministerio de Ambiente, el IPA, Secretaria de Ciencia y Tecnología, Hidrocarburos y Coordinación estamos trabajando en dos sentidos. Uno es generar la conciencia del uso de agua potable y el control del uso de agua para riego e industrial”, detalló.

Por tal motivo, anunció que “el próximo 5 o 6 de abril vamos a hacer la presentación de una serie de programas y una ley que giraremos a diputados para que traten el uso responsable del insumo desde el punto de vista domiciliario, como así también una serie de regulaciones para el uso industrial y comercial del producto”.

El proyecto tiene en cuenta el sistema de ahorro de agua que impulsaremos para que se apliquen en todas las viviendas a construir en el ámbito provincial, el uso y rehúso de aguas grises, es decir las que no tienen mayor alcance para riego y demás cuestiones que posibiliten una etapa de forestación, y la menor implicancia en el uso de saneamiento. Esto quiere decir que con estos componentes se ahorrará un 40% de consumo domiciliario de agua potable y un ahorro del 52% del uso de los sistemas de saneamiento”.

Además, se detalló que “la ley prevé algunos programas de financiamiento para que las cooperativas tomen créditos para distribuir micro medidores de agua para que sean responsables en el manejo de los sistemas troncales de distribución de agua y midan las potenciales pérdidas generando un ahorro en el almacenamiento del recurso”.

Por tal motivo, Ehnes sostuvo que “en promedio en ciudades de Chubut se potabilizan casi 1500 litros por domicilio y la tasa mundial de uso del recurso es inferior a los 500 litros por domicilio. Entendemos que estamos sobreusando el recurso y el problema no está en la toma de agua, sino en cómo se usa dentro del ejido urbano”.

De modo que “la idea es armar un programa que permita las micromediciones y que las cooperativas y municipios premien a los usuarios responsables del recurso, y en el manejo industrial y agrícola estimamos hacer a largo plazo que las tomas tengan una medición y se cobre por el recurso utilizado”, finalizó Ehnes.

  • ME SORPRENDE
  • ME ALEGRA
  • ME GUSTA
  • ME INDIGNA
  • ME DA IGUAL
  • ME PREOCUPA
COMPARTIRLA